Viabilidad financiera del proyecto. Guía práctica para emprendedores ( Parte III)

Una vez escogidas las opciones sobre la naturaleza del negocio, productos o servicios, y en nuestro caso serán invernaderos industriales o profesionales, su comercialización y como se deberá administrar el futuro negocio. Estas opciones requieren de ciertos medios técnicos y humanos que en ese momento es necesario evaluar con precisión.

Para hacer esto, existe un método simple:

• Responder, para cada función de la empresa (compras, stocks, punto de venta o producción, prospección, venta,…) a las siguientes preguntas: ¿Cómo? ¿Con qué? ¿Con quién?

• Seguidamente, elaborar una tabla con todos estos recursos traducida en términos de costos, salvo los capitales implicados en el ciclo operativo del que volveremos a hablar en el apartado “necesidades de capital circulante”.

El estudio financiero deberá revelar todas las necesidades financieras de la empresa y las necesidades de recursos correspondientes: permite modificar las opciones adoptadas en el proyecto, su traducción financiera y el impacto que tienen en el balance financiero, de ese modo y gradualmente se puede establecer la coherencia financiera del proyecto.

Recomendaciones

Para convencer a una entidad financiera, es importante tener:

Tener un buen historial: completo, preciso, conciso, claro, limpio y vendible.

Que proyecto sea creíble y dominar todos los conceptos del expediente, en concreto los conceptos esenciales de la parte financiera: conocer lo que significa el fondo de maniobra, la cuenta de resultados, el plan de financiación, el presupuesto de tesorería etc.…

Haber preparado la negociación.

Estar entrenado para presentar el proyecto en forma oral.

Estudio de viabilidad financiera de un proyecto de invernaderos

Bookmark the permalink.

Comments are closed.