Ventajas del cultivo en invernadero ( Parte I)

Producción intensificada.

Los invernaderos se pueden consideran como elementos de intensificación agrícola por diversos motivos,  podemos destacar la posibilidad de unas condiciones optimas para el correcto desarrollo de las plantas como consecuencia de su aislamiento con el exterior, del mismo modo podemos incrementar el número de plantas por superficie con respecto a las tradicionales en campo abierto, y por último se puede disponer de instalaciones de control del clima.

Incremento de los rendimientos.

Múltiples estudios han determinado que el rendimiento por unidad de superficie puede llegar a ser de 2 a 3 veces superior en comparación al cultivo en campo abierto y mediante la utilización de sistemas hidropónicos se podría llegar a unas producciones 10 veces superiores.

Menores riesgos naturales para las producciones.

El cambio climático afecta a la producción de cultivos, pero al disponer éstos de una protección gracias los invernaderos se minimizan los daños que pueden sufrir como consecuencia de los fenómenos naturales, que en exteriores pueden dar lugar a la pérdida total de las cosechas.

Eficiencia en los gastos.

Mediante el uso de técnicas de fertirrigación y sistemas hidropónicos se entrega  la planta los elementos necesarios para cada estadio de desarrollo, de manera que el uso de fertilizantes es más eficiente con el ahorro consiguiente. Del mismo modo a través de los modernos sistemas de riego tales como goteo, nebulización o microaspersión se consigue aumentar la eficacia al utilizar sistemas de precisión.

Riego eficiente

Bookmark the permalink.

Comments are closed.