Inyección de CO2, rentabilidad y eliminación de gases a la atmósfera

Mediante el sistema de cogeneración se utiliza el gas como fuente energía para la iluminación y la producción de calor en su caso en el invernadero. Mediante este proceso de generación de luz y calor se genera dióxido de carbono (CO2) que los agricultores se encargan de inyectar en el interior de los invernaderos y que mediante el proceso de la fotosíntesis es consumido por las propias plantas.

De este modo se  evita arrojar a la atmósfera el dióxido de carbono generado por la actividad, generándose energía limpia obteniendo un excedente que se vende a la red. De este modo, los agricultores que utilizan esta tecnología  obtienen un ‘plus’ de beneficios a partir de la venta de esa energía sobrante del proceso.

 

Bookmark the permalink.

Comments are closed.