No discriminar a los productores hortofrutícolas.

El presidente de FEPEX solicitó a Globalgap, que agrupa a comercializadores, cadenas de distribución y productores principalmente de la UE, que se deba respetar como mínimo una igualdad de trato de los productores comunitarios con relación a los productores de países terceros, tanto en el contenido de las normas como en los procedimientos de verificación de los requisitos. Para FEPEX, es impensable considerar que los productores comunitarios reciban un trato discriminatorio en su mercado natural, tanto por razones sociales, como por razones de seguridad alimentaria y políticas.

En el ámbito hortofrutícola, las normas de producción controlada UNE para frutas y hortalizas, desarrolladas e impulsadas en España por AENOR y FEPEX, están homologadas con el protocolo Globalgap. Dicha homologación permite que los productores españoles que certifican sus producciones bajo la norma UNE, obtengan también la certificación del protocolo Globalgap.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.