Consideraciones iniciales en el cultivo hidropónico en invernadero.

Los cultivadores que estén considerando la producción de hortalizas por medios hidropónicos deben tener en cuenta qué cultivos van a producir así como el equipamiento necesario.

Si se intenta iniciar sin el equipo adecuado, no se conseguirá conseguir la producción o el rendimiento necesarios. Una vez adquirido el equipo adecuado, la amortización de la inversión se podrá conseguir en una o dos temporadas.

Se debe tener el capital y/o financiación suficiente desde el arranque  al objeto de instalar el equipamiento adecuado.

Cultivos como la lechuga y los pepinos no requieren tanta inversión inicial como los tomates. El mayor reto para el crecimiento de los tomates está en la manipulación del cultivo en base al clima de forma que se produzcan las cantidades establecidas semanalmente. Si se no mantiene el equilibrio correcto entre hojas, frutas y raíces no  se van a poder cumplir esos objetivos de producción.

El equipo de climatización hará los ajustes basados en los niveles de luz diarios debiéndose asimismo controlar el pH y los niveles de conductividad eléctrica.

Del mismo modo se debe hacer un análisis de agua cada dos semanas.

 

Bookmark the permalink.

Comments are closed.