Consejos básicos para la construcción de invernaderos eficientes.

Un invernadero es la mejor estructura para la protección de las plantas de condiciones climáticas extremas. Los invernaderos son ideales para proporcionar a las plantas un ambiente cómodo con cantidades adecuadas de humedad, calor y luz solar. Un invernadero permite el crecimiento de hortalizas, flores, frutos exóticos y hierbas durante todo el año. Les proporcionamos algunos consejos básicos que hay que tener en cuenta al construir un invernadero que sea eficiente energéticamente.

Tamaño

Lo primero a tener en cuenta en el momento de construir un invernadero es su tamaño tanto si son grandes y con mucha inversión como pequeños y económicos. El tamaño dependerá de las preferencias y el tipo de cultivos así como del área dónde se va a construir. Por ello el invernadero no deberá exceder en sus medidas a las necesidades previstas ya que de otro modo se producirán costes adicionales no solamente en la construcción sino en su mantenimiento y en los gastos de energía.

Cimientos

Los cimientos pueden ser de hormigón o más ligeros pero es importante que fijen firmemente  y de forma segura las estructuras al suelo.

Suelos

Si se utiliza hormigón para los cimientos la opción ideal para los suelos es asimismo hormigón. Asimismo se puede utilizar otro tipo de materiales como roca o ladrillo. En el supuesto que deje el suelo sin cubrir es importante establecer caminos con revestimiento al objeto de tanto las personas como la maquinaria no transite sobre el barro. No obstante sea cual sea el tipo de suelo que se escoja éste deberá ser siempre poroso.

Cerramientos

En general los muros perimetrales de los invernaderos suelen tener de 50 a 60 cm de altura. A partir de ahí el recubrimiento que se utilice se instala unido al resto del marco de los mismos. Es interesante que las piezas que forman los recubrimientos tengan formas cuadradas para facilitar la construcción.

Recubrimientos

Existen diferentes tipos de recubrimientos que se utilizan en la construcción de invernaderos. El vidrio es la mejor opción porque permite la mejor transmisión lumínica y no es excesivamente costoso aunque se pueden utilizar otros materiales como láminas de plástico. No obstante esta solución se degradará debilitándose rápidamente por lo que será preciso sustituirla mucho más a menudo. Otra opción interesante es el policarbonato que requiere un menor consumo energético al ser un material más aislante si bien con el transcurso de los años amarilleará (10/12 años si es de buena calidad) y será necesario sustituirlo con el coste de reposición que ello implica.

Aislamiento

Es un factor muy importante a tener en cuenta sobre todo si el lugar elegido para la construcción del invernadero es frío o muy frío. Independientemente del lugar es vital que el invernadero disponga de buena circulación de aire, ventilación, humedad y control de plagas así como suministros de agua y electricidad. Hay que asegurarse que los enchufes y tomas de corriente sean a prueba de agua para evitar cortocircuitos así como que las tuberías y cañerías estén debidamente recubiertas con aislamiento para evitar que se congelen y se rompan.

Construcción de un invernadero

 

Bookmark the permalink.

Comments are closed.