Paneles fotovoltaicos en invernaderos

Los paneles fotovoltaicos colocados en los invernaderos no precisan de ningún tipo de mantenimiento especial y pueden producir energía durante un periodo aproximado de 30 años. Sólo los componentes electrónicos precisan de un mantenimiento regular.

Observaciones:

A día de hoy el rendimiento del panel decrece cada año del orden de 0,5%.

Asimismo, el rendimiento también desciende con le temperatura ambiente. Por bloque de 10ºC por encima de la temperatura ideal de producción del panel se estima una pérdida del 4%. Por ello es muy importante una aireación correcta del panel. Por este motivo los invernaderos mono pendiente que permiten optimizar la ventilación son una solución idónea para la producción de energía en los invernaderos solares.

Invernaderos fotovoltaicos Europrogress I

Invernaderos fotovoltaicos mono pendiente

En los invernaderos solares de estructura mono pendiente la superficie dedicada a los paneles fotovoltaicos es superior a la superficie cubierta. Altura mínima bajo tirante entre 2,40 y 4,00 metros.

La aireación se efectúa por los 2 laterales y mediante un sistema de enrollamiento total de los mismos que permite una refrigeración máxima de los paneles garantizando asimismo un grado adecuado de luminosidad interna.

  • Estructura portante enrejada compuesta por perfilados principales y diagonales mediante tubo rectangular.
  • Pilares de acero galvanizados.
  • Estructura de acero galvanizado.
  • Anchura 9,40 m.
  • Recubrimiento de la cubierta: Paneles fotovoltaicos y Policarbonato ondulado / alveolar.
  • Recubrimientos laterales: Policarbonato / Film plástico/ Malla.
  • Sistema de fijación de los paneles mediante perfilados de aluminio adaptables a cualquier dimensión.