Secado solar de lodos mediante invernadero.

El elemento clave para el secado solar de lodos es la cámara de secado de tipo invernadero dónde se aprovecha la transformación de la radiación solar en calor. El secado de los lodos se efectúa mediante el aumento de la temperatura y el movimiento e intercambio del aire en el interior del invernadero.

Estructura y recubrimiento

Sobre una solera de hormigón se construye una estructura de acero galvanizado recubierta de vidrio, policarbonato u otros materiales termoplásticos tipo ondex, transparentes o translucidos para obtener una buena transmisión lumínica, dependiendo de las condiciones de secado, el clima y los deseos del cliente.

Control del clima

Del mismo modo se controla el clima interior con supervisión de todos aquellos parámetros relevantes tales como la temperatura y humedad del aire ambiente, radiación solar, viento y la humedad de los fangos, regulándolos en función del clima y de los lodos a lo largo de todo el proceso. Esta regulación del clima interior permite la optimización desde un punto de vista energético de todos los componentes y con un mínimo consumo de energía. Para ello, interiormente en la zona superior, anclados a la estructura, se instalan ventiladores de recirculación que permiten un flujo de aire homogéneo y controlado por encima de los fangos permitiendo de ese modo la evacuación de la humedad de los mismos. A ambos lados del invernadero se colocan compuertas de ventilación y ventiladores de aireación (impulsión y extracción) para conseguir el intercambio de aire adaptado a las necesidades reales del momento.

Por todo ello, el secado solar mediante invernadero es la solución más eco-amigable de secado de lodos.

 

Uso arquitectónico de soluciones de invernadero

La combinación de cristal, acero y aluminio está cada vez más presente en los proyectos arquitectónicos. El método constructivo de invernaderos para cerramientos y cubiertas atrae cada vez a más personas por las ventajas que aporta en cuestiones de luz, espacio, sostenibilidad y su aspecto moderno.

La revalorización de edificios a través de su renovación se ha hecho cada vez más popular. Los promotores inmobiliarios buscan emplazamientos únicos para crear sus proyectos. La personalización con cerramientos divisorios de vidrio, acero o aluminio para usos industriales interiores  es un elemento clave de la reforma.

Del mismo modo aplicando el sistema constructivo de invernadero se pueden conseguir soluciones específicas para aplicaciones al aire libre dando un toque industrial al diseño. En proyectos de renovación y monumentos protegidos se conserva el carácter del edificio.

Los usos pueden variar desde la cubrición total o parcial de monumentos a  sistemas internos de cerramientos y cubiertas de invernadero, con diversas capacidades de ventilación para salas de reuniones, oficinas y/o pasillos .