Mantenimiento del invernadero y eficiencia energética. ( Parte 3)

8) Sustitución de los motores por otros por otros más adecuados o más eficientes.
Los motores eléctricos son más eficientes si funcionan a su capacidad máxima. Un motor sobredimensionado consume más electricidad aumentando los costes energéticos.
Se deberá recurrir a un técnico especializado para determinar si los motores están sobredimensionados o no. El ahorro por sustitución de motores sobredimensionados puede ser importante. Del mismo modo el cambio a motores de alta eficiencia energética es una opción interesante, a pesar que su coste de adquisición sea un poco mayor, pero reducirán de forma notable el consumo energético frente a motores de tipo convencional.
9) Actualizar los sistemas de control.
Tanto si se utilizan termostatos mecánicos o un sistema informático más sofisticado es importante comprobar el funcionamiento para asegurarse que todo esté en orden. La inspección a fondo del los sistemas de control precisa de unos determinados conocimientos técnicos, pero casi cualquier persona puede detectar problemas simples mediante la observación. Por ejemplo si los ventiladores están en funcionamiento cuando la calefacción está encendida o si la iluminación está encendida cuando no hay plantas en el interior del invernadero seguramente algo no está funcionando bien siendo necesario averiguar el motivo y corregir el problema.
10) Conclusiones.
En conclusión, la eficiencia energética es una forma de reducir costes de explotación y mejorar la rentabilidad en la gestión del invernadero. Se deberá tener en cuenta que todas y cada una de las medidas de ahorro propuestas no tiene que ser apropiadas en cada invernadero, a veces por su coste de adquisición en relación con el ahorro conseguido. No obstante una evaluación cuidados del consumo de energía es la mejor manera para determinar qué medias deberán adoptarse en cada caso para conseguir una mejoría de la eficiencia energética de la explotación y ésta sea más rentable en el futuro.