Los 10 errores principales a la hora de construir un invernadero

Hay muchas trampas que se deben evitar a la hora de planificar la expansión un invernadero. El negocio depende de muchos factores tales como los plazos de cultivo y la financiación. Se deben planear las nuevas construcciones y tener en cuenta las consideraciones adecuadas. Éstos son algunos errores más habituales:

1) No establecer plazos suficientes para la ejecución de la expansión del invernadero.

Aunque el fabricante del invernadero sea bueno y rápido en su construcción, nadie puede ofrecer su invernadero llaves en mano en el día de ayer cuando se firma el pedido en el día de hoy. Una planificación adecuada lleva tiempo y los plazos de cultivo son importantes. Es preferible estudiar previamente con el fabricante del invernadero los tiempos y éste le podrá ayudar en la elaboración del cronograma adecuado. Se deben estudiar detalles tales como la estructura, calefacción, riego, controles ambientales etc…que deben ser programados a los efectos de tener le invernadero listo para cuando se necesite.

2) Centrarse sólo en precio al momento de decidir quién suministrará todos los componentes de sus invernaderos.

Todos sabemos que la industria de invernaderos, como la mayoría de las industrias en los países desarrollados, ha sufrido tiempos económicos difíciles y es  más fácil concentrarse en los costes cuando los tiempos son difíciles. Pero nadie se ha hecho rico ahorrando en la calidad.

Las decisiones de inversión de capital en un nuevo invernadero, invertir en agua caliente, calefacción del edificio, sistemas de sombreado y control de la energía son más importantes precio más bajo. Es importante evaluar el valor y no hay que confundir valor y precio. El precio  se debe combinar con la calidad del sistema, los plazos de entrega, el servicio postventa y la Tasa de Retorno de la Inversión para tomar de una forma inteligente de decisión de invertir. Comprar barato a la larga suele ser caro.

3) Olvidar la importancia de la venta de la cosecha y su marketing.

¡Si se construye el cliente vendrá!  Es sin duda una película que no existe en el mundo real. Expandir un invernadero al doble de su tamaño obligará a doblar las ventas para poder pagarlo. El tener una capacidad extra tiene sentido, pero se debe establecer un plan de negocio y establecer cuál es su punto muerto.

4) Utilizar las líneas de crédito a corto plazo para financiar proyectos de capital.

Otro error clásico de muchos de muchos productores de invernadero. Las líneas de crédito a corto plazo para financiar ventas y stocks no son las adecuadas para las inversiones de capital. Construir un nuevo invernadero o ampliar uno existente precisa de financiación a medio/ largo plazo.

5) Solicitar a la entidad financiera sólo el capital necesario para pagar lo que se ha presupuestado.

Por muy detallada que sea la planificación, en todos los proyectos de construcción aparecen sobre costes. Es recomendable solicitar un 10% adicional para los imprevistos que no se han podido considerar. Demostrará al financiador que se han tenido en cuenta contingencias no previstas y hará que éste considere que la inversión tiene menos riesgo que si se ha solicitado una cantidad inferior. Ese 10 % puede a la larga cubrir costes inesperados como cambios administrativos en la concesión de licencias, modificaciones de última hora o elementos que se olvidaron en el proyecto inicial.

6) No verificar la calidad del acero que conforma la estructura del invernadero y los tubos de calefacción.

Es preciso controlar que los aceros cumplan con la Normativa EN 10025: 2004 que es la nueva norma europea para acero estructural. Algunos fabricantes han comprado acero a terceros países con poco o ningún control de calidad al objeto de abaratar costos. El invernadero se utilizará como un centro de jardinería de venta por al por menor, un invernadero de producciónl, un almacén de envío u otras instalaciones de almacenamiento. Por ello en su interés hay que asegurarse que el acero de de calidad certificada.

 7) Intentar ser de ser un productor de invernadero y un contratista general de invernaderos al mismo tiempo.

Una de grandes defectos en la industria del invernadero es que se tiende más a ser hacedores que  gerentes. Habitualmente los dueños de negocios de invernaderos trabajan en sus negocios y conocen sus necesidades, por ello en muchos casos deciden a efectos de reducir las inversiones necesarias el actuar como contratistas. Pero como cada moneda tiene dos caras, es posible que consigan reducir el coste pero no han considerado el coste de sus otros trabajos que no han llevado a cabo y para el que están perfectamente cualificados.

 8) No coordinar a los proveedores de componentes en el diseño y la construcción del invernadero

En una obra de construcción descoordinada, siempre hay sobrecostes porque alguien ha puesto sus sistemas donde espera que la próxima persona pueda ir. Si se contrata a alguien para gestionar la construcción de invernaderos esta persona o entidad es el (la) que tiene que cuidarse de esta preocupación. Si no se hace así será el propietario o gerente del invernadero el que deberá coordinarlo todo y asegurase que todo el mundo sabe lo que hacen los demás. Cuanto más temprano en el proceso de planificación se consiga un equipo coordinado, más rápido y menos costoso será el proyecto de construcción de invernadero.

9) No calcular el Tasa de Retorno de la Inversión del invernadero.

A menudo las decisiones de diseño iniciales del dueño del invernadero se hacen en base a lo que tienen en sus invernaderos existentes. Es nuestro trabajo para educar a nuestros clientes sobre los beneficios de otras opciones que de lo contrario no pueden ser considerados y pueden ser las opciones que proporcionan un gran retorno a la operación del invernadero. Nuestra empresa ya mostró hace años con éxito a los productores el valor de ventilación natural para la producción de alimentos y cultivos de horticultura, ahora la ventilación natural es un estándar de la industria. Las pantallas de energía en el invernadero pueden producir un significativo retorno en invernaderos de vidrio cuando miras los costos de calor que proporcionan. La mayor altura bajo canalón proporciona un mejor rendimiento de las cosechas.

10) No investigar qué programas gubernamentales pueden estar disponibles.

En Europa existen subvenciones para programas de ahorro de energía que pagarán una parte de los costes de inversión como pantallas de energía térmica, calderas de biomasa y el uso de la energía solar, energía o viento. Existen otros programas que ayudan a pagar por las iniciativas de conservación de agua como suelos de inundación y tratar el agua de lluvia en un sistema de circuito cerrado. Asimismo existen otros programas para la ayuda de jóvenes agricultores.

Cosnstrucción de invernaderos

Producción de lechugas en invernadero hidropónico frente a invernadero de cultivo tradicional. Cálculo matemático.

Invernadero industrial hidropónicoSupuesto de hecho:

a) Producción total año de lechugas invernadero: 2.000.000

b) Superficie invernadero: 3,3 Ha

c) Desglose de la superficie invernadero: 1, 8 Ha en cultivo hidropónico + 1, 5 Ha en cultivo tradicional

e) Producción hidropónico = 2,5 veces el cultivo tradicional

Por ello, necesitamos saber cuál es la producción por sistema hidropónico y cuál es la producción mediante sistema tradicional dentro del invernadero.

Ante todo para poder hacer los cálculos tenemos que igualar las magnitudes. Es decir, no podemos trabajar con Ha de cultivo tradicional con Ha de cultivo hidropónico.

Por ello vamos a suponer que todas las Ha son de cultivo tradicional.

 Paso 1º)

1, 8 Ha de cultivo hidropónico X 2, 5 veces Ha de cultivo tradicional / 1 Ha de cultivo tradicional = 4,5 Ha de cultivo tradicional

Paso 2º)

 4,5 Ha de cultivo tradicional según el paso 1º + 1, 5 Ha de cultivo tradicional existente  =  6 Ha de cultivo tradicional

Paso 3º)

2.000. 000 de lechugas / 6 Ha = 333.333, 333 lechugas por Ha de cultivo tradicional

Paso 4º)

Determinación de la producción por cultivo tradicional en el invernadero

1, 5 Ha X 333.333, 333 = 499.999.99 lechugas ——à500.000 lechugas

Paso 6º)

Determinación de la producción por cultivo hidropónico en el invernadero

4, 5 Ha X 333.333, 333 = 1.499.999, 99 lechugas—–à1.500.000 lechugas

 

 

 

 

Norma básicas para los invernaderos industriales hidropónicos

Invernaderos industrialesPara construir y efectuar los equipamientos precisos para que un invernadero hidropónico eficiente, los productores deben tener en cuenta algunos aspectos para producir durante todo el año.

1. Orientación y lugar de la las estructuras teniendo en cuenta el Norte.

El calor excesivo en verano debido a la exposición al sol durante el día (este y oeste) aunque aumentará el horario de luz y calor aunque realmente se necesiten que es durante la temporada invernal en la que los cultivos crecen con más dificultad. Es mucho rentable el enfriamiento del invernadero en verano que la aportación de luz y calor en las temporadas de cultivo.

2. Estructuras sólidas, firmes y herméticas .

Para producir 12 meses al año de forma exitosa es fundamental contar con estructuras sólidas, firmes, herméticas y bien construidas. Si se utilizan armazones tubulares y cubiertas de polietileno dobles sólo se producirán cultivos estacionales y se fracasará en el intento de producir durante todo el año.

3. Cimientos de hormigón, con vigas de amarre y paredes de soporte.

Para instalar aire acondicionado para la temporada veraniega se debe sellar la estructura desde la base a la cumbrera. No se deben utilizar otras soluciones porque no se compensarán las ganancias de calor y la final se saldrá perdiendo.

4. Cubiertas de policarbonato o cristal de alta calidad.

Se debe seleccionar el material de la calidad adecuada de acuerdo los cultivos, la transmisión de luminosidad requerida y el material requerido a largo plazo. Se deben evitar la cubiertas baratas y de baja calidad porque se deberán pagar varias veces por los reemplazos a lo largo de la vida útil de las estructuras. En el sector hortícola se obtiene en función de lo que se paga de forma que es aconsejable utilizar los mejores materiales.

5. Malla de sombreo adecuada para combatir el calor.

Nunca se debe usar malla de sombreo negra ya que la ganancia de calor se transmite a las estructuras que retienen el calor durante el día que se deberá compensar mediante refrigeración, con el consiguiente gasto energético.

6. Refrigeración de la masa de aire por medio de agua.

Se puede utilizar el cerramiento del extremo de la estructura al objeto de rebajar la temperatura. Para el cálculo del enfriamiento de la nave ante todo hay que estimar el volumen en metros cúbicos y luego se debe calcular la cantidad de aire o refrigeración necesaria por cada grado que se pretenda rebajar.

La nave debe estar totalmente sellada para que no haya entradas o salidas de aire inclusive en las puertas. Para mover 1.700 o 2.800 metros cúbicos de aire la proporción entrada/ salida deberá ser de 1:1, de forma que se deben calcular los ventiladores para que muevan el aire cada minuto en todo el espacio. La fuerza del movimiento de aire dentro de la nave es parecida a la fuerza de la embestidas del viento contra la edificación durante 18 o 20 horas al día. Si las estructuras no están bien diseñadas probablemente se destruirán.

7. Volumen y almacenamiento de agua.

Para enfriar el interior a temperaturas entre 22 º y 30º C, los muros standard no son suficientes. Se precisa un depósito mínimo de 2.000 litros aunque se recomienda uno de 3.800 debido a la pérdidas por evaporación. El aire debe dirigirse hacia y al través de las columnas de agua.

8. Costes acordes al beneficio esperado.

En el mes de agosto si quieres que una nave de 500 metros cuadrados esté fresca durante el día y fría por la noche, vas a gastar entre 320 Euros y 360 Euros por metro cuadrado. Si tienes un cultivo de alta demanda durante todo el año, se pueden recuperar los costes alargando la temporada de cultivo.

9. La temperatura de los nutrientes es fundamental para evitar enfermedades.

En un sistema hidropónico la temperatura de los nutrientes es tan importante como el aire de la refrigeración para evitar problemas patógenos y enfermedades.

10. Mantenimiento y limpieza claves del sistema.

La estructura debe estar lejos de la malezas y extremadamente limpia. Se debe mantener una distancia mínima de 15 m alrededor de la nave del invernadero y como mínimo de 30 m detrás del muro húmedo.