Principios básicos para la construcción de invernaderos industriales

Siempre existe una demanda de hortalizas y flores. Construir un invernadero y empezar a cultivar puede parecer fácil pero para tener éxito en este negocio se deben plantear muchas preguntas estratégicas y técnicas que precisan ser contestadas.

Sostenibilidad como elemento básico.

En respuesta a la demanda de vegetales de alta calidad, hay que tener cuidado  de que el negocio sea seguro y con una producción sostenible mediante la implementación de las mejores prácticas y el uso mínimo de recursos. Naturalmente esto significa la utilización de un bajo uso de agua y fertilizantes y a efectos de seguridad alimentaria se deberán utilizar las mejores prácticas agrícolas a fín de obtener la higiene y adaptarse a las regulaciones sanitarias en los invernaderos. Una baja emisión de carbono puede lograse mediante la utilización de productos locales y la utilización de aquellos recursos disponibles tales como energía geotérmica, calor residual de las plantas energéticas, complejos industriales o procesamiento de biomasa.

Pocos cultivadores construyen a menudo invernaderos a menudo al objeto de adquirir experiencia. La gran mayoría construyen uno sólo y por ello cuando se ha adoptado esa decisión se debe hacer bien desde su inicio.